12 may. 2010

SHUEISHA CONTRA EL PIRATEO


Shueisha ha publicado un editorial fuera de lo común dentro del vigésimo número de la revista Shônen Jump clamando contra la piratería de sus productos y pidiendo a sus lectores que no utilicen fuentes inapropiadas para leer la publicación.


A todos nuestros lectores:
Actualmente hay mucha gente que postea injustamente copias de manga en internet. Estas copias pirata son incompatibles con los sentimientos de los manga-kas. También están distorsionando las intenciones de los autores de “quiero que mi trabajo se lea de esta manera”. Las acciones de postear estas copias pirata en la red, en las cuales los manga-kas se han dejado la piel, no solo están hiriendo a los manga-ka en la vida real sino que también están en contra de la ley, incluso si no se hace con mala intención. Cada vez que descubrimos una de estas “copias injustas”, hablamos con el manga-ka y consideramos cada una de las posibles medidas a tomar. Pero el número de personas inconsideradas es muy elevado, y en la actualidad no podemos tratar con todas ellas. Tenemos una petición para todos nuestros lectores. Las copias pirata que circulan por internet están hiriendo profundamente la cultura manga, los derechos de los manga-ka e, incluso, sus almas. Por favor, comprended que todo esto va contra la ley. Así, los manga-ka y Shueisha perseguirán severamente todas las copias pirata que se encuentren por internet. Pedimos a nuestros lectores que continúen apoyándonos.


Departamento editorial de Weekly Shonen Jump.

Una de las primeras víctimas de la cruzada antipiratería de Shueisha ha sido Raw Paradise, una popular web francesa donde podían encontrarse gran variedad de revistas, no solo de Shueisha, y que se actualizaba con mucha frecuencia. El responsable de la web ha decidido dejar de distribuir las revistas por miedo a futuras represalias, aunque, como protesta, ha redirigido la dirección de Raw Paradise a la web oficial de Shueisha.


Es curioso que Shueisha decida hacer un comunicado como este dentro de la Shonen Jump, ya que de esta forma y, gracias a los “piratas” que están persiguiendo, la difusión de sus deseos llega mucho más lejos que por cualquier otro canal.

Lamentablemente, Shueisha no es la única editorial japonesa que está intentando poner freno a la distribución de sus mangas de forma ilícita. Kodansha también está comenzando a ponerse seria y ha empezado a recopilar información sobre webs occidentales de scans.

1 comentario: